Aquí encontraras más noticias de lo que lo que ocurre a lo largo del concurso

¿Cómo hacer un jardín colgante reciclando botellas?

¡Hola a todos!

 

El día de hoy aprenderemos una tendencia que ha dejado a todos los amantes y no amantes de los jardines con la boca abierta y con un montón de ganas por tener uno. Además de ser estéticamente muy bellos, los jardines colgantes permiten aprovechar al máximo los espacios, una idea perfecta si en tu casa cuentas con muy poco. ¡Hazlo tú mismo! Y diviértete un poco.

 

Es muy sencillo, lo único que necesitaremos será: botellas plásticas de tres litros que servirán como maceteros, taladro, cable de acero delgado recubierto, abrazaderas, pernos de anclaje, compost o sustrato con buen nivel de nutriente y las plantas de tu elección.

 

  • Toma la botella por un costado y corta un cuadrado de 10 x 20 cm. Procura dejar los bordes redondeados para evitar que la botella se deformen con el peso.

 

  • Con un taladro abre un agujero en cada extremo de la botella, por delante y por detrás. Estos agujeros también permitirán el drenaje de las plantas.

 

  • Deja un espacio de 50cm entre cada botella y haz tres hileras. Dos con tres macetas y una con dos macetas.

 

  • Ahora, para colgarlos usaremos un cable de acero delgado recubierto para evitar la oxidación. Pasa el cable por los agujeros previamente abiertos y asegúralos con abrazaderas para evitar que se deslicen y que las botellas choquen.

 

  • Para fijar el cable usa un perno de anclaje. Pero antes, debes tener claro el soporte o lugar donde ubicarás el jardín colgante y dependiendo de él deberás definir si en el lugar tendrás que colocar chazos o no. En caso de que solo debas usar el perno, asegúrate que este sea de 7 cm y de usar el tensor.

 

  • Para la parte inferior puedes usar también abrazaderas que servirán de tope para evitar que se sacudan.

 

  • Rellena cada botella hasta la mitad con compost o un sustrato con buen nivel de nutrientes.

 

  • Ubica en cada maceta una planta. Te recomendamos aquellas plantas que tengan un sistema radicular superficial, como por ejemplo, las especies aromáticas.

 

  • Recuerda regar las plantas al menos una vez a la semana y preferiblemente en la noche.

 

¡Listo! Ya tienes tu jardín colgante. Mira nuestro video para que conozcas más de cómo hacer tu propio jardín colgante y déjanos saber en los comentarios tu experiencia.

 

¡Hasta la próxima!